Ejercicios espirituales internos organizados por la Vicaría del Cerro

Cincuenta y siete personas participaron en los Ejercicios Espirituales en régimen de internado, organizados desde el 4 al 8 de diciembre por la Vicaría para el Cerro de los Ángeles.

Dirigidos por el vicario episcopal Manuel Vargas, los ejercicios se realizaron en silencio según el esquema de San Ignacio de Loyola y tuvieron como objetivo brindar descanso espiritual en estos momentos de incertidumbre marcados por la pandemia.

Vargas centró su formación en la importancia de la devoción al Sagrado Corazón a cuyos pies se encontraba el Hotel los Olivos, donde se realizaron los Ejercicios.

Insistió también en el ejemplo de vida de Santa Margarita María de Alacoque y San José María Rubio, que inició las peregrinaciones al Cerro.

El sábado 5 de diciembre, los ‘ejercitantes’ tuvieron la posibilidad de unirse a los cientos de personas que participaron en el Rosario de Antorchas, que se realizó en la explanada de la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús.

De igual manera, pudieron asistir a la Vigilia de la Inmaculada presidida por el obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, quien instó a volver los ojos a María: “refugio de los pecadores y nuestro amparo”.

Los ejercicios –que permitieron rezar profundamente y celebrar el sacramento de la Reconciliación- finalizaron con una misa celebrada en la Basílica en honor a la Virgen.

Deja un comentario