El obispo auxiliar de Getafe ya tiene su chaleco de voluntario

Los voluntarios de los actos del Centenario de la Consagración de España al Sagrado Corazón celebraron el pasado 7 de septiembre una convivencia en el Cerro de los Ángeles, convocada por los obispos de la Diócesis de Getafe, con el fin de agradecerles el trabajo realizado durante el transcurso de este Año Jubilar.

Tanto D. Ginés García Beltrán como D. José Rico invitaron al equipo de voluntarios a perseverar.

Los prelados getafenses transmitieron el orgullo que les causa el trabajo de todos estos voluntarios, que han recibido innumerables felicitaciones de numerosos peregrinos y diócesis, que destacan el buen trato recibido por estas personas, la acogida entrañable y ardiente que les han dado, lo bien que se han sentido y la buena organización.

Por todo ello, los obispos quisieron homenajear a este grupo de valientes y entregados voluntarios.

En el transcurso del acto se hizo la presentación oficial del nuevo vicario episcopal para el Cerro de los Ángeles, Manuel Vargas, y del plan de desarrollo y mejora del Santuario del Sagrado Corazón como lugar de peregrinación.

D. Ginés y D. José animaron a los voluntarios del Centenario a sumarse a este nuevo, precioso y ambicioso proyecto de convertir en realidad gran parte de lo que soñó nuestra santa Maravillas siendo priora del convento de las Carmelitas.

A su vez, los voluntarios también quisieron tener un gesto de complicidad con el obispo auxiliar, al que entregaron un chaleco personalizado de voluntario en reconocimiento a su esfuerzo y a la atención continua a la labor de este equipo.

D. José respondió a esta iniciativa entregando un recuerdo a cada uno de los asistentes a la convivencia, incluyendo a los sacristanes y ayudantes del Santuario y del convento de las carmelitas, Amparo, Ramón y Carlos, por su apoyo constante a los voluntarios y las muchas veces que, multiplicándose, han echado una mano en todo lo que han podido.

«Doy gracias a nuestros pastores por el gran cariño y agradecimiento que han demostrado a nuestra labor, a veces inabarcable sin la ayuda de Dios, pero que por su Gracia ha dado y seguirá dando mucho fruto, y pido por intercesión de nuestra santa Maravillas que el Señor nos ilumine en esta nueva etapa y podamos ser partícipes de la expansión de la espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús», afirma Julio Guerrero, responsable del equipo de voluntarios del Centenario de la Consagración de España al Corazón de Cristo.

¿Quieres unirte a nosotros? Manda un correo electrónico a [email protected]


Contenido patrocinado por UMAS, la mutua de la Iglesia.

Deja un comentario