En Tí confío

SAMUEL GARCÍA. Militante de Santa María.

El Corazón de Cristo ha sido mi refugio en muchas tempestades. Es curioso cómo ha ido estando presente en mi vida a través de muchas personas desde que inicié mi andadura en la fe. Mis padres siempre han cuidado mucho la devoción al Corazón de Jesús.

Ellos fueron quienes me enseñaron a decir “Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío” por tres veces cada vez que pasábamos delante del Cerro de los Ángeles.

Ahora, cuando me encuentro en dificultades personales y el alma se halla intranquila, acostumbro a acudir al Sagrario a refugiarme del frío invierno del mundo en el interior de ese Corazón ardiente de Amor.

Deja un comentario