La Diócesis de Getafe cierra la Puerta Santa

La Diócesis de Getafe clausuró el 24 de noviembre, solemnidad de Cristo, Rey del Universo, el Año Jubilar del Centenario de la Consagración de España al Sagrado Corazón con el cierre de la Puerta Santa de la Basílica del Cerro de los Ángeles.

En una celebración presidida por el obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, y concelebrada por el cardenal arzobispo de Madrid, D. Carlos Osoro; por el emérito de esta sede, cardenal D. Antonio María Rouco Varela, y por el obispo auxiliar diocesano, D. José Rico Pavés, la Diócesis puso fin a este tiempo especial de gracia y dio inicio a una nueva etapa que estará marcada por la adoración eucarística permanente en el Santuario del Sagrado Corazón.

En su homilía, D. Ginés recordó a los miles de fieles que se habían dado cita en el Cerro de los Ángeles que «Cristo es la plenitud y que somos salvados por amor». «El Corazón de Cristo sigue entregándose por nosotros», señaló el prelado.

El obispo pidió a los feligreses diocesanos «poner en Jesús lo que somos y nuestro futuro» y les reclamó «evangelizar desde el corazón».

«Soñamos con un Cerro de los Ángeles que sea un verdadero centro de espiritualidad», dijo durante la Eucaristía D. Ginés.

Tras la misa, los fieles pudieron escuchar el testimonio de una familia de la Diócesis, de una voluntaria de los actos del Centenario de la Consagración de España al Sagrado Corazón, de un sacerdote y de una joven, que explicaron cómo este Año Jubilar ha transformado sus vidas.

El obispo aprovechó la ocasión para inaugurar en la Basílica del Cerro de los Ángeles la adoración eucarística permanente, primer fruto de este Año Jubilar dedicado al Sagrado Corazón.


Contenido patrocinado por UMAS, la mutua de la Iglesia.

Deja un comentario