Un arcoíris ilumina el monumento al Sagrado Corazón, un efecto óptico cargado de esperanza

El monumento al Sagrado Corazón de Jesús ubicado en el Cerro de los Ángeles apareció en la tarde del 19 de abril, domingo segundo de Pascua y Fiesta de la Divina Misericordia iluminado por el arcoíris.

Numerosos fieles de Getafe se apresuraron a inmortalizar el singular acontecimiento con las cámaras de sus móviles y a enviar las fotografías al sacerdote Manuel Vargas, vicario episcopal del Cerro de los Ángeles.

Las fotos, y especialmente una que recoge el momento exacto en el que el arcoíris ilumina el monumento, han llegado a miles de diocesanos a través del WhatsApp y de las redes sociales e incluso algunos medios de comunicación como Aleteia se han hecho eco de la noticia, recogiendo no solo la belleza del efecto óptico sino la fecha significativa -Fiesta de la Divina Misericordia- en la que se ha producido.

Manuel Vargas ha subrayado que “Ante este hecho real, cada uno puede interpretar lo que desee. Cabe la posibilidad de verlo como un mensaje de la Providencia de Dios, que nunca nos olvida. Es un fenómeno natural pero a la vez sorprendente”.

El vicario episcopal del Cerro de los Ángeles explica que a los ojos de la fe, este “efecto óptico que realmente se vio en el Cerro de los Ángeles puede tener una doble lectura y un significado profundamente cargado de esperanza”.

“Por una parte nos recuerda el capítulo 9 del Génesis, donde a través del arcoíris Dios anuncia ya a Noé el fin del diluvio y la nueva alianza con la humanidad. Una alianza con la que se compromete a cuidar de los seres vivientes”, explica Vargas.

“El arcoíris se convierte en el símbolo y el recuerdo de esa alianza del Señor con la humanidad”, recuerda el vicario.

Por otra parte, el Cerro de los Ángeles es un lugar emblemático, vinculado a Santa Maravillas de Jesús y en su vida también hay un singular hecho histórico relacionado con el arcoíris.

“Cuando la Madre Maravillas se trasladó al Cerro de los Ángeles desde El Escorial, hubo una tormenta inmensa, pero al llegar al Cerro de los Ángeles se encontraron un arcoíris precioso. Y se da la circunstancia de que el 21 abril de 2020 se han cumplido 100 años de la toma de hábito de la Madre Maravillas de Jesús en El Escorial” continúa el sacerdote.

“De modo que entre el domingo 19 y el día 21 -señala Vargas- se dan dos circunstancias muy bonitas: el domingo Día de la Divina Misericordia, cuando santa Faustina Kowalska en el pueblo de Płock (Polonia) en 1931 ve de Jesús, del que salen dos rayos, rojo y blanco, y el martes -centenario de santa Maravillas de Jesús-, que vio un arcoíris en el Cerro de los Ángeles.”

Esta experiencia de santa Maravillas de Jesús está recogida en el libro ‘Vida gráfica de la Madre Maravillas de Jesús’.

Al ver las fotos, una persona creyente comentó: “Dios dice que todo va a estar bien, que se acuerda de su primer pacto con todo ser viviente. Justo cuando las cosas aquí en España y en los hospitales estaban desbordadas, a causa de los picos de la pandemia”.

 

Deja un comentario