Una tarde dedicada al Corazón de Jesús

La tarde de la jornada inaugural del Congreso de Evangelización Sus heridas nos han curado, que se está celebrando en el Cerro de los Ángeles, ha dejado una serie de sorprendentes testimonios y de múltiples talleres que nos han permitido comprobar cómo el Corazón de Cristo se hace presente en la vida diaria de numerosas organizaciones y personas.

En su taller, Proyecto Amor Conyugal optó por una escenificación en la que el protagonista fue el Corazón de Jesús y el objetivo, mostrar un camino para vivir en la vida cotidiana la grandeza y la sacralidad del matrimonio tal como Dios lo pensó.

Proyecto Amor Conyugal presentó a los numerosos asistentes un método que puede arrancar cualquiera en su parroquia o movimiento y que ayuda a los matrimonios a conocer y vivir la verdad, la grandeza y la belleza de su matrimonio como Dios lo pensó.

Para hacer el taller más experiencial, no lo contaron, sino que lo escenificaron. Plantearon tres escenas, tal como las viven muchos matrimonios, haciendo ver la presencia del tentador en esas situaciones y cómo los esposos se dejaban llevar por ellas destruyendo su matrimonio.

En una segunda parte, y tras una intervención de la Virgen y del Sagrado Corazón de Jesús que iluminaba con su gracia a los esposos, volvieron a representar las mismas escenas, pero esta vez, desde las enseñanzas de san Juan Pablo, y desde la apertura a la gracia Divina a través de su sacramento matrimonial.

En esta segunda parte, los esposos no luchaban el uno contra el otro, sino que lo hacían cada uno contra sí, para superar las tentaciones, apoyándose en la oración y pidiendo ayuda a Dios, haciéndose posible la presencia del Amor entre ellos a pesar de las dificultades. Un gigantesco Corazón de Jesús presidía la escena.

El taller acabó con varios testimonios de esposos que subieron al escenario, reuniéndose un gran número de matrimonios que testimoniaban con una canción de alabanza al Sagrado Corazón, su agradecimiento por los frutos de Proyecto Amor Conyugal en sus vidas.

Otro que concitó a un gran número de fieles en la Basílica fue el director de cine Juan Manuel Cotelo, que aprovechó su turno para hablar de su última película, ‘El mayor regalo’, un trabajo «senador gracias a la experiencia vivida por las personas que han tenido la generosidad de compartirla».

El perdón fue el eje central de la charla de Cotelo, quien aseguró que, «si hay intención de pedir perdón, Dios da fuerzas, allana el camino y facilita el encuentro».

La Carpa Joven fue otro punto neurálgico de la tarde. Allí se dieron cita cientos de personas para escuchar la música de NFTW y de Wellgate, así como el testimonio de Dimitri Conejo, fundador del portal Cathopic, y de la Comunidad del Cenáculo.

Lifeteen también enseñó a evangelizar a los adolescentes, mientras que los Grupos de Ayuda Mutua (Grupmad) mostraron su interesante experiencia de acompañamiento a personas que han perdido a algún ser querido.

El padre José Manuel Horcajo también protagonizó otro de los talleres, todo un ejemplo de cómo evangelizar en la pobreza. La experiencia de este sacerdote dejó boquiabiertos a muchos, igual que la obra de las Misioneras de la Caridad a través de la exposición sobre la madre Teresa de Calcuta, que está siendo una de las actividades que más gente está congregando.

Notre-Dame de Vie, las agustinas del Monasterio de la Conversión, Betania, la Delegación de Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Getafe y la sirva de Jesús sor Carmen Señor también mostraron su trabajo de apostolado.


Contenido patrocinado por UMAS, la mutua de la Iglesia.

Deja un comentario